Eyaculacin Retardada Pdf

Ejercicios para la Eyaculacin Precoz

Ejercicios para combatir la Eyaculacií³n Precoz Para combatir la Eyaculacií³n Precoz me gustarí­a compartir contigo 3 tipos de ejercicios que puedes practicar. Son muy íºtiles y te ayudaran a aumentar tu potencia sexual. Ejercicio 1 Ejercitar musculo PC Esto se consigue aguantando la orina, cada vez que vas al baí±o a miccionar debes hacerlo y parar, así­ repite nuevamente orina y aguanta, esto te ayuda a ejercitar este musculo que es el que controla tu eyaculacií³n. Ejercicio 2 Masturbacií³n Sencillo y se necesita privacidad para realizarlo. Consta en masturbarte y cada vez que estés a punto de llegar.

Al orgasmo detenerte. Espera un momento a que la sensacií³n desaparezca y nuevamente empieza el mismo proceso. Hazlo durante 30 a 45 minutos diarios. Veras que desarrollaras un control de tu eyaculacií³n excepcional. Ejercicio 3 Control Mental La mente es un poderoso í³rgano el cual gobierna gran parte de tu cuerpo, por esa razí³n es necesario que te ejercites mentalmente. Piensa en positivo que tu problema es algo pasajero y que tiene solucií³n, estar preocupado y con estrés por tu situacií³n solo empeora las cosas, ayíºdate a ti mismo y relí¡jate.

Epididimitis Causas y tratamiento de la inflamacin del epiddimo

En medicina se conoce como epididimitis a la inflamacií³n del epidí­dimo, que es un espiral que se encuentra ubicado en la parte trasera del testí­culo y es en donde se guarda y transporta los espermatozoides. Esta patologí­a puede ser contraí­da por personas de todas las edades, aunque es mí¡s frecuente en los hombres que tienen entre 14 y 35 aí±os. Antes de diagnosticar con certeza este trastorno, el paciente puede tener distintos sí­ntomas que le indicarí¡n una alerta en esa zona del cuerpo. En primer lugar, el dolor y la hinchazí³n del escroto es lo que primero suele aparecer en estos casos. Otro de los sí­ntomas que genera la epididimitis es una miccií³n frecuente y dolorosa. En ocasiones,.

También aparece dolor en uno de los testí­culos y normalmente cuando se tiene un movimiento intestinal. La epididimitis también genera dolor en la eyaculacií³n y en ocasiones fiebre y escalofrí­os. La gran mayorí­a de estos pacientes también tienen un bulto en los testí­culos y los ganglios linfí¡ticos inflamados en la zona de la ingle. Normalmente, este trastorno también produce dolor y molestias en el abdomen o en la parte baja de la pelvis. Cuando esta patologí­a aparece, hay secrecií³n en el pene y en ocasiones puede aparecer sangre en el semen. Dentro de las posibles causas de contraer epididimitis, la infeccií³n por transmisií³n.

Sexual, como la gorronea o la clamidia, es una de las mí¡s probables. Antes de explicar esto, hay que tener en cuenta que también puede contraer este trastorno por otros medios. La epididimitis puede ser causada por medicamentos para el corazí³n. Fí¡rmacos como la amiodarona son antiarrí­tmicos pero causan inflamacií³n en la zona del epidí­dimo. Terminar con la dosis o suspenderla es una forma de tratar este trastorno. Si la orina fluye de nuevo al epidí­dimo hay altas posibilidades de tener esta patologí­a. Suele aparecer cuando se levantan objetos pesados. La tuberculosis también puede ocasionar este trastorno.

En primer lugar, las infecciones urinarias o de prí³stata pueden producir este trastorno. Lo mismo ocurre en personas que tienen el pene circuncidado y las que han pasado por procedimientos médicos como cirugí­as en el tracto urinario o un cateterismo urinario. Otra causa probable es el agrandamiento de prí³stata. Todas estas condiciones pueden ser una causa para contraer epididimitis. Ademí¡s de estas, el mantener relaciones sexuales con muchas personas puede ser un factor determinante. Lo mismo ocurre cuando no se usa preservativo o cuando se tiene sexo con una mujer que tenga una ETS.

Las personas con epididimitis pueden tener absceso escrotal, sufrir una reduccií³n de la fertilidad, tener contraccií³n en un testí­culo, una condicií³n llamada atrofia testicular, o epididimitis crí³nica. Para tener certezas, el médico harí¡ exí¡menes fí­sicos, de sangre, orina y rectal. Ademí¡s, puede solicitar deteccií³n de ETS, una ecografí­a Doppler y una gammagrafí­a de testí­culos. Esta enfermedad puede ser tratada de distintas formas. Si es por transmisií³n sexual o infeccií³n, se necesitan antibií³ticos. Cuando se forma una bolsa de pus hace falta cirugí­a para ser drenado o extraí­do. En ciertos casos, parte o bien la totalidad del epidí­dimo ha.

De ser extraí­do quiríºrgicamente. Por íºltimo, hay remedios caseros como la elevacií³n del escroto y las compresas fí­as que deben ser aplicadas regularmente en la zona para aliviar el dolor. Los calmantes y fí¡rmacos antiinflamatorios serí¡n de mucha ayuda para acompaí±ar el tratamiento.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (280 votes, average: 0.00 out of 5)
Loading...

Leave a Reply