Whats Precoz

Una silla de ruedas controlada con la mente Juan Pablo Manson at TEDxRosario

Si yo les preguntase de dí³nde vienen los sentimientos, ¿qué dirí­ané Los mí¡s sensibles, probablemente van a decir los sentimientos vienen del corazí³n. Por otro lado, quizí¡s los mí¡s frí­os van a decir no, esto viene del cerebro, no puede ser el corazí³n. Lo cierto es que estí¡ instalado en nuestra cultura, que todo lo que tiene que ver con lo mecí¡nico, lo lí³gico, lo racional, proviene del cerebro.

Y todo lo pasional, todo lo que sentimos en lo profundo del ser viene del corazí³n. Si Uds. me preguntan que opino, para mí­ el corazí³n no es mí¡s que un bombeador de sangre. No le pidamos mí¡s tareas al pobre, que tiene que latir todo el dí­a. Así­ que yo tengo claro de que esto tiene que ver mí¡s con el cerebro. Pero tiene cierta lí³gica. Si vemos qué pasa, sentimos en nuestro cuerpo en situaciones de emociones extremas.

Supongamos por ejemplo gritar un gol en la final del mundial o sufrir una pérdida muy fuerte. ¿Y qué pasaé Pasan cosas ací¡. Cuando yo era joven, saliendo de la adolescencia, sufrí­ la pérdida de alguien cercano que me pegí³ mucho. Y recuerdo haber pasado semanas enteras con dolor en el pecho, falta de aire, entre otras cosas. Y la verdad es que yo no pude explicar en ese momento.

Por qué pasaba lo que pasaba dentro mí­o. Eso me sirvií³ como disparador porque habí­a tocado fondo. ¿Y qué pasa cuando uno toca fondoé Y bí¡sicamente hay 2 caminos: Un camino puede ser seguir en la nostalgia y quedar sumergido en la depresií³n, y otro camino puede ser aferrarse a algo, ponerse en movimiento. En mi caso fue aferrarme a las pasiones que tení­a, que entre otras, ademí¡s de la míºsica estaba la ciencia y la tecnologí­a,.

Y que me lleví³ a preguntarme un poco, todo esto del corazí³n, ¿noé Y bueno, así­ fue que investigué un poco y empecé a ver, a darme cuenta, de que eso que sentí­a en el corazí³n, tení­a que ver con cosas que vení­an del sistema lí­mbico en la cabeza. Es una zona que estí¡ ubicada en el cerebro medio, y que da í³rdenes a todo el cuerpo, donde por ejemplo se segrega adrenalina, noradrenalina. Sufrimos palpitaciones, taquicardias, falta de aire, traspiramos.

Y, bueno, allí­ fui viendo que habí­a una explicacií³n mí¡s pasional a eso que pasaba y me empezí³ a interesar muchí­simo qué pasaba con el cerebro. Y así­ es que también ví­ que esta discusií³n de cerebro y corazí³n se remonta bí¡sicamente a la Antigua Grecia, donde estaban estos grandes pensadores. Vemos esas 2 caras con mirada fuerte, uno de ellos es Hipí³crates y el otro Aristí³teles. Hipí³crates ¿qué decí­aé A partir de sus observaciones,.

Mirando a los gladiadores con tremendos traumatismos de crí¡neo en la cabeza, veí­a que muchos de ellos desarrollaban epilepsia. Hasta ese momento la epilepsia era considerada un castigo de los dioses. Pero él haciendo sus observaciones pudo ver que habí­a una relacií³n directa de algo que pasaba en la cabeza con lo que pasaba luego en el organismo. Aí±os después Aristí³teles tira todo esto por la borda y lo pone en duda. Dice: quot;No, a ver, realmente puede ser tanto el cerebro como el corazí³n,.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 2.00 out of 5)
Loading...

Leave a Reply