Deteccin Precoz De Problemas De Salud Concepto

Cmo Dejar De Ser Precoz 3 Consejos Para Curar La Eyaculacin Precoz

gt;gt; quot;como dejar de ser precozquot; quot; como dejar de ser precoz ejerciciosquot; quot;como dejar de ser precoz grado 1quot; quot;como dejar de ser precoz naturalmentequot; quot;como dejar de ser precoz en poco tiempoquot; quot;como dejar de ser precoz en una semanaquot; quot;como dejar de ser precoz en la camaquot; quot;como dejar de ser precoz remedios caserosquot;.

quot;como dejar de ser precoz grado 1 gratisquot; quot;como dejar de ser precoz tutorialsquot; quot;como dejar de ser precoz yahooquot; pause.

Ageusia la prdida del sentido del gusto

La ageusia es la pérdida del sentido del gusto. Es un trastorno bastante raro, ya que, generalmente son mucho mí¡s habituales la disgeusia, el sentido del gusto distorsionado, o la hipogeusia, una pérdida parcial del sentido del gusto. Es posible, también confundir la ageusia con la pérdida del olfato o anosmia, debido a la estrecha relacií³n entre ambos sentidos. La ageusia afecta, principalmente, al disfrute de la comida. Las personas que la padecen tenderí¡n a comer menos de lo necesario, hecho que puede resultar en déficit nutricional y pérdida de peso. Asimismo, dado el papel crucial del sentido del gusto, junto con el olfato, en la deteccií³n alimentos en mal.

Estado, es posible que una persona con ageusia los consuma sin ser consciente de ello, pudiendo, en consecuencia, contraer enfermedades relacionadas. Es inusual que una persona haya nacido sin sentido del gusto, lo que se conoce como ageusia congénita, y en todo caso, es difí­cilmente detectable a temprana edad. Generalmente la condicií³n se desarrolla como resultado de enfermedades, traumatismos u otros problemas neurolí³gicos, problemas endocrinos o bucales, como la infeccií³n, inflamacií³n o daí±o a la lengua. El daí±o al tejido neuronal, concretamente, el deterioro de los nervios de la lengua, puede causar ageusia. Otros trastornos, como la parí¡lisis de Bell, la disautonomí­a familiar.

Y la esclerosis míºltiple o condiciones infecciosas como la meningoencefalopatia ameboide primaria, pueden desencadenar problemas nerviosos similares, y, por lo tanto ageusia. Por otro lado, la deficiencia de vitamina B3 y zinc puede suponer problemas endocrinos, que desencadenen la pérdida o alteracií³n del sentido del gusto. Otros trastornos de carí¡cter endocrino, como el sí­ndrome de Cushing, el hipotiroidismo y la diabetes mellitus o el consumo de determinados medicamentos, entre los que destacan los fí¡rmacos antirreumí¡ticos y antiproliferativos, entre otros, pueden afectar de manera similar. Las personas mayores, tienden a ser menos sensibles que el resto a los sabores salados.

O amargos. Por otra parte, el consumo de tabaco y alcohol insensibiliza las papilas gustativas, de modo que las personas que fuman y beben habitualmente tienen mayores posibilidades de padecer ageusia. Otras patologí­as como el trastorno de ansiedad, el cí¡ncer y la insuficiencia renal y hepí¡tica también estí¡n relacionadas con una pérdida de sensibilidad gustativa. Si sospecha que padece ageusia, acuda a un médico para realizar el diagní³stico, mediante exí¡menes fí­sicos, y pruebas de sabor para determinar que sabores y en que medida puede detectar el paciente. La revisií³n del historial médico también puede ser íºtil en determinados casos para determinar la causa subyacente.

Del problema y así­, el tratamiento mí¡s apropiado. En todo caso, el tratamiento depende de la causa de la condicií³n. Por ejemplo, un adulto sano pero fumador que padezca ageusia podrí­a resolver el problema sencillamente reduciendo la cantidad de tabaco o dejando de fumar. No obstante, en caso que la ageusia se deba a un trastorno neurolí³gico o endocrino serí¡ necesario realizar pruebas suplementarias para determinar exactamente la causa y resolverla mediante medicacií³n, cirugí­a o como se considere necesario.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (11 votes, average: 6.00 out of 5)
Loading...

Leave a Reply