Precoz Opuesto

Cmo Dejar De Ser Precoz 3 Consejos Para Curar La Eyaculacin Precoz

gt;gt; quot;como dejar de ser precozquot; quot; como dejar de ser precoz ejerciciosquot; quot;como dejar de ser precoz grado 1quot; quot;como dejar de ser precoz naturalmentequot; quot;como dejar de ser precoz en poco tiempoquot; quot;como dejar de ser precoz en una semanaquot; quot;como dejar de ser precoz en la camaquot; quot;como dejar de ser precoz remedios caserosquot;.

quot;como dejar de ser precoz grado 1 gratisquot; quot;como dejar de ser precoz tutorialsquot; quot;como dejar de ser precoz yahooquot; pause.

Vigorexia qu es y por qu cada vez ms personas les afecta

La vigorexia es un trastorno que provoca una distorsií³n en la manera que tienen las personas de percibir sus propias caracterí­sticas fí­sicas. Afecta sobretodo a hombres y consiste en una preocupacií³n patolí³gica por parecer demasiado débiles y poco musculosos. Es, por tanto el trastorno opuesto a la anorexia, cuya incidencia es muy elevada sobretodo en las sociedades occidentales. Aunque no estí¡ reconocida como enfermedad, la vigorexia estí¡ relacionada con el trastorno obsesivo compulsivo y recibe otros nombres como dismorfia muscular y anorexia inversa. Las personas afectadas constantemente se obsesionan con sus imperfecciones, y distorsionan su.

Percepcií³n de sí­ mismas. La vigorexia también genera un complejo de inferioridad que se extiende a numerosos í¡mbitos de la vida, que van desde las relaciones personales a la salud fí­sica y emocional. Como la mayorí­a de los trastornos, no hay una sola causa que determina si alguien tiene o no vigorexia, sino mí¡s bien una combinacií³n de factores bioquí­micos y sociales. Por ejemplo, intimidacií³n y burlas durante el perí­odo escolar, la falta de armoní­a de la familia, el perfeccionismo, la tensií³n severa y el enfoque estético. El modelo de sociedad occidental también puede influir negativamente cí³mo una persona se ve a sí­.

Misma. Los mensajes que bombardean la cantidad de revistas, anuncios y programas de televisií³n de hoy en dí­a pueden hacer cambiar la percepcií³n de uno mismo. También es posible que un entrenamiento obsesivo con pesas pueda conducir a la dismorfia muscular. La adrenalina liberada después de tener una dura sesií³n de ejercicios o la admiracií³n que se obtiene de los demí¡s después de hacer ejercicio pueden actuar de posibles detonantes. A parte de esto, la vigorexia también puede ser causada por ciertas alteraciones bioquí­micas en los neurotransmisores a nivel cerebral relacionados con este tipo de patologí­as, sobretodo con la serotonina.

Como suele pasar con ese tipo de trastornos, los sí­ntomas son difí­ciles de detectar y suelen manifestarse a través del comportamiento. Una dieta obsesiva, un entrenamiento doloroso y extremo en el gimnasio u otras conductas nocivas pueden encender las alarmas. Al igual que los pacientes de anorexia, los vigoréxicos ven sus cuerpos imperfectos, y por lo tanto no quieren exponerse al juicio de los demí¡s. Algunos hasta pueden consumir drogas para estimular el desarrollo muscular, y pueden acabar desarrollando también desí³rdenes alimenticios como la bulimia en un intento de controlar su dieta. Muchos de ellos también se saltan las comidas con familiares y amigos, porque quieren tener un control total sobre.

Lo que comen. Si no se detecta a tiempo, la vigorexia puede acarrear míºltiples problemas. Lesiones fí­sicas a causa de un exceso de ejercicio, aislamiento y deterioro de las relaciones personales y laborales, estrés o depresií³n son algunas de ellas. La ingesta excesiva de esteroides y otras sustancias relacionadas con la obtencií³n rí¡pida de masa muscular también puede resultar un peligro. Pero sin duda el efecto mí¡s extremo que conlleva la vigorexia es el suicidio. Por esto la deteccií³n precoz en esta enfermedad es sumamente importante. El tratamiento para la vigorexia se basa fundamentalmente en la atencií³n psicolí³gica a largo plazo.

í‰sta se puede combinar con antidepresivos u otros psicofí¡rmacos para controlar la depresií³n, especialmente en las primeras etapas del tratamiento. El apoyo de amigos y miembros de la familia también es fundamental en estas circunstancias. Los gimnasios lentamente han ido tomando conciencia de la situacií³n creando grupos de apoyo para ayudar a diagnosticar la vigorexia en las primeras etapas y para apoyar a las personas en su recuperacií³n.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (11 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...

Leave a Reply